30.11.10

Sueño de una noche de verano


Oberón, rey de las hadas, se ha peleado con su mujer, la reina Titania y le pide a Pac, un duendecito travieso, que le consiga una pócima para volver a enamorarla. Esa pócima, colocada en los ojos de Titania, haría que ella se enamorara irremediablemente del primer hombre que viera al despertar. La que tomara esa pócima sentiría una pasión incontrolable por la primera persona que viera. El hechizo del hada los hizo caer en confusión y atracciones inesperadas, nadie podía creer lo que pasaba. Tan poderoso era el hechizo que las jóvenes se sentían atraídas por hombres a los que nunca habían mirado de esa manera. Y Pac entendió que la princesa, a pesar de amar a otro, podía bajo los efectos del hechizo olvidarlo para enamorarse de alguien más.

1 comentario:

  1. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes munekitacat19@hotmail.com

    besos

    Catherine

    ResponderEliminar