16.11.10

No hay rencor en mi corazón



¿Sabes? A veces vuelvo a leer sus cartas, no importa si duela o no. Lo hago de todas formas. Y, no es que sea mejor o peor volver a recordar todo lo que él sentía por mí antes, porque en realidad, me duele y a la vez me provoca felicidad. Es triste saber que todo terminó de un día para el otro, que la persona a la cual querías tanto fue tirando a la basura todo su amor por vos, y el tuyo por él también. Aunque, a pesar de todo eso y a decir verdad, es lindo saber que por más que todo no haya terminado bien y te hayan herido de una manera intensa, no guardás resentimiento alguno, y estás completamente feliz porque si bien su corazón no creció, el mío sí.

1 comentario:

  1. como diría García márquez: "No llores porque terminó, sonríe porque sucedió"

    Un placer pasear por tus calles, detenerse por aquí a descansar se me empieza a hacer cotidiano.

    Un abrazo

    ResponderEliminar