27.9.10

Miedo



A decir verdad, ella no era de esas personas de las cuales les era fácil querer a alguien; se le hacía algo difícil. Tal vez ponía todo su esfuerzo en seguir sola, sin nadie por un tiempo sólo para no salir lastimada, por si algo no salía como se esperaba. En realidad, esto no quería decir que le fascinaba la idea de no amar a nadie, porque de hecho, sí lo quería, era algo que necesitaba mucho; pero era tan infinito el dolor que había sentido, que hasta llegó a pensar en que sería bueno, tal vez, no sentir nada por nadie nunca más. Aunque por otra parte, sabía que esas cosas solían pasar, y en un efímero momento, alguien iba a aparecer tan de repente como una estrella fugaz, sólo para quedarse con ella toda la eternidad.
-Soul-

2 comentarios:

  1. me encanta tu blog, siempre lo leo! besote te sigo!

    ResponderEliminar
  2. Que hermoso lo que escribiste. Creo que es una descripción muy detallada de muchas personas.

    ResponderEliminar