23.8.10

H a p p y

no. Miento. Hay una razón por la cuál nos conocimos y estoy halagada, pero cuando rompimos tuve una parte de mí que realmente perdí. No estoy diciendo que me tiraste abajo todo el tiempo, hubo momentos que viví sin mentir en mi lado, momentos donde la pasé bien, donde sentí que iban a ser eternos. Pero todo ha terminado. Y la verdad es que ahora sólo te deseo a alguien nuevo... aunque a veces me pregunto si piensas en mí en algún momento del día, y si la amas a ella de igual manera que me amaste a mí. A veces lo dudo, y creo que te va a costar poder superarme. O tal vez no, tal vez sólo fui alguien más en tu vida, no lo sé. De todas formas estoy contenta, a pesar de todo lo que me hiciste pasar, y puedo alegrarme a mí misma.
Y en realidad, siéndote honesta, si fuera por ti, estaría en mi cama llorando. Pero no, finalmente estoy terminando con esto. Estoy feliz.

1 comentario:

  1. es duro pero a la vez bueno ponerle un fin a ciertas cosas,lo malo son las recaídas,los días en los que los recuerdos nos consumen,pero no queda otra que inflar el pecho y aguantar

    ResponderEliminar